Archivar
Do Lu Ma Mi Ju Vi Sa
 1  2  3  4  5
 6  7  8  9  10  11  12
 13  14  15  16  17  18  19
 20  21  22  23  24  25  26
 27  28  29  30  31
Recomendar | Imprimir |

May 06,2007

EMUMES

Fuente: [ Sabrina ] Xtremo News

OBJETIVO DE LOS EMUMES

El aumento de casos delictivos en los que se encontraban implicados las mujeres y los menores, tanto como víctimas como en calidad de autores, unido a las características especiales de estos sectores de la población, que se consideran los más desvalidos socialmente, y considerando que la dignidad de la persona y su bienestar físico, psíquico y social son ejes morales básicos de nuestra sociedad y, por ello, bienes especialmente protegidos en nuestro ordenamiento jurídico, determinó que en el seno del Cuerpo de la Guardia Civil se concediera una atención prioritaria a este tipo de delitos. Por ello, en el año 1995 se decidió la creación de grupos de especialistas en la materia, capacitados para atender de forma específica estas tipologías delictivas, denominados Especialistas Mujer Menor, que se organizarían en Equipos Mujer Menor (EMUMEs) en las Unidades Orgánicas de Policía Judicial (UOPJs).

En base a todo lo dicho, se planteó como objetivo principal de los Equipos y Especialistas Mujer-Menor el mejorar la atención a las mujeres y a los menores víctimas de determinado tipo de delitos, asegurándoles una asistencia integral, personalizada y especializada, desde el momento en que se tuviera conocimiento de los hechos, y, especialmente cuando las víctimas presentaran las denuncias, considerando las agresiones que pudieran sufrir en todos los ámbitos (familiar, laboral, escolar o social), independientemente de la edad de la víctima, llegando a la investigación  criminal de los hechos más graves y derivando a las víctimas hacia instituciones específicas de protección, públicas y / o privadas.

            El ámbito de actuación de los EMUMEs comprende, por tanto:

  • La violencia en el entorno familiar, en todas sus formas (desde los malos tratos psicológicos hasta las lesiones y los homicidios).
  • Los delitos contra la libertad sexual, como las agresiones y los abusos sexuales, fuera y dentro del ámbito familiar.
  • Los delitos relacionados con la delincuencia juvenil.
  • Los actos delictivos relacionados con el tráfico de seres humanos con fines de explotación sexual, y la pornografía infantil por Internet.

MISIONES

Estos Especialistas, como ya se ha mencionado con anterioridad, están encuadrados en las UOPJs, teniendo encomendadas las actividades propias del funcionamiento de la Unidad a la que pertenecen, y además, con carácter preferente pero no exclusivo, cuatro tipos de misiones específicas en el área Mujer Menor:

  • Asesorar por vía telefónica a las Unidades Territoriales del Cuerpo (Puestos) a iniciativa propia o respondiendo consultas,  sobre la problemática que sufre la mujer y el menor. Mantener  informados al resto de los componentes del Cuerpo de su demarcación de los procedimientos a seguir y de los recursos asistenciales disponibles en las distintas localidades de la provincia.
  • Cuando se produzca un caso relevante, hacerse cargo de todos los aspectos relativos a la investigación criminal, siguiendo el caso hasta su completo esclarecimiento, realizando todas las gestiones y diligencias necesarias, y asistiendo personalmente a las víctimas.
  • Propiciar y mantener contacto tanto con Instituciones de todos los niveles  (Administración Central, Autonómica y Local) como con asociaciones relacionadas con este ámbito de actuación, al objeto de favorecer actuaciones de carácter preventivo y asistencial. Así mismo, participar y colaborar en la organización de reuniones de grupos de trabajo, jornadas o seminarios, como asistente y como ponente. Uno de los principales objetivos de esta tarea consiste en mantenerse al día de las novedades normativas y procedimentales en la materia, que proceden de la elaboración de protocolos de actuación suscritos por autoridades locales o autonómicas, adaptados a las peculiaridades poblacionales de cada región.
  • De las actuaciones más relevantes propias o de las unidades territoriales, elaborar un informe-resumen para remitirlo al  EMUME Central, situado en la Unidad Técnica de Policía Judicial.

Por su parte, el EMUME Central tiene las siguientes misiones:

  • Un seguimiento y un análisis detallado de la problemática de la mujer y del menor a nivel nacional en demarcación del Cuerpo, elaborando informes criminológicos anuales que  contribuyan a la descripción de este fenómeno delictivo y que den respuesta a las preguntas de las altas Instituciones del Estado (Gobierno, Cortes Generales, Defensor del Pueblo, etc.).
  • Dar apoyo y asistencia a los EMUME’s en aquellas actuaciones que sea necesario, interviniendo directamente en las investigaciones más graves en cualquier parte del territorio nacional. También, participar en foros de nivel nacional e internacional sobre las materias, como asistentes o ponentes.
  • Organizar y coordinar la formación más especializada de los EMUMEs operativos, desde el punto de vista policial, jurídico y humanístico.

DESPLIEGUE

En el año 1995 la Dirección General de la Guardia Civil, a través de la Jefatura del Servicio de Policía Judicial, diseñó y comenzó a aplicar un programa específico para mejorar la lucha contra los delitos relacionados con la mujer y el menor. El programa se desarrolló del siguiente modo:

  • En una primera fase, iniciada como se ha dicho en 1995, se comenzó un despliegue en la sede de todas las Unidades Orgánicas de Policía Judicial (UOPJs) de Comandancia, de una mujer Guardia Civil especialista en atención e investigación de delitos relacionados con la mujer y el menor. Este fue el primer paso para el establecimiento de una atención más especializada a víctimas sensibles. De este modo, fueron destinadas por toda la geografía española un total de 54 mujeres. Esta fase concluyó en 1996.
  • En una segunda fase se constituyeron los Equipos Mujer-Menor (EMUMEs) en las UOPJs de todas las Comandancias, integrados dentro del grupo de delitos contra las personas, formados por dos mujeres Especialistas. Esta fase, que concluyó en 1998, dio como resultado que estuvieran destinadas un total de 108 mujeres en la lucha contra este tipo de delitos. Además de los EMUMEs operativos periféricos, se creó un EMUME Central en la Jefatura del Servicio de Policía Judicial, en el que se destinó a personal Licenciado en Psicología, dedicado al seguimiento de la problemática y a tareas de formación y de coordinación de los especialistas de los equipos de Comandancia.
  • La tercera fase consistió en incorporar un tercer componente, masculino, en las provincias con mayor incidencia en este tipo de delitos (Madrid, Granada, Sevilla, Málaga, Valencia, Alicante, Murcia, Barcelona, Tarragona y La Coruña). Esta fase se desarrolló a lo largo de 1998 y 1999, de esta forma el personal destinado hasta esas fechas era un total de 118 especialistas.
  • La cuarta fase, cuyo desarrollo es continuo a partir de 1999, consiste en:
  • Formación de nuevos especialistas que acceden a los EMUMEs cubriendo las bajas que se producen.
  • Establecimiento de jornadas de actualización de los conocimientos de los Especialistas
    que permanecen ejerciendo su función, con una periodicidad de tres años.
  • Ampliación de la formación a otro personal masculino de las Secciones de Investigación de las UOPJs, para que estén en condiciones de reforzar y sustituir a los Especialistas Mujer Menor cuando sea necesario.
  • El programa contempla una quinta fase, que se desarrolla actualmente, consistente en incrementar a 4-5 personas los EMUMEs de las provincias más conflictivas, y en 3 a las de conflictividad media. En el año 2001, además, se comenzó un despliegue de Especialistas Mujer Menor en los Equipos Territoriales de Policía Judicial, (a nivel comarcal), en regiones con una singularidad especial por razones geográficas (islas) o por incidencia de casos.

El despliegue actual de los Especialistas Mujer Menor, operativos en la fecha de confección de este informe (Enero de 2007), en las 54 Comandancias del Cuerpo, en las distintas secciones de las UOPJs, en las cabeceras de la Comandancias y en los diferentes Equipos Territoriales de Policía Judicial  es de  248 Puntos de Atención Especializada (54 Secciones, 193 Equipos y 1 EMUME Central) en los que actualmente prestan sus servicios un total de 434 Especialistas Mujer Menor:

    • 147 a nivel de las Secciones de Investigación (capitales de provincia).
    • 280 en Equipos Territoriales (comarcales).
    • 7 componentes en el  EMUME Central, en Madrid.

FORMACIÓN

La formación de los EMUMEs se produce de modo escalonado, recibiendo en cada etapa material didáctico adecuado. Estos diferentes niveles de especialización son:

  • 1er nivel: el más general, lo reciben en los Centros de Formación como Guardia Civil, donde hay módulos específicos en los programas de enseñanza que abordan esta problemática desde el punto de vista penal, procesal y de actuación.
  • 2º nivel: de especialización básica como Policía Judicial, curso que se realiza en la Escuela de Especialización de la Guardia Civil. Aquí es donde se adquiere una formación más profunda en la materia, tanto en el aspecto penal y procesal, como científico y operativo. Este Curso se completa con una fase en el Centro de Estudios Judiciales del Ministerio de Justicia, que habilita para obtener la especialidad de Policía Judicial.
  • 3er nivel: es el último de la formación regular, consistiendo en su preparación y especialización como componente de los EMUMEs. Esta última etapa de formación se desarrolla en la Unidad Técnica de Policía Judicial (UTPJ), y sus objetivos son:
  • Profundizar en la normativa y los procedimientos policiales  generales (inspección ocular, recogida y transporte de muestras, fotografía, obtención de testimonios y declaraciones, etc.), pero ahora bajo el punto de vista de su aplicación específica a la problemática de la mujer como víctima y del menor como autor y víctima de hechos criminales.
  • Actualizar conocimientos, estudiando avances legislativos / normativos y procedimientos específicos de intervención. Además, se invita a especialistas en materia psicológica y asistencial de otros Organismos (públicos como el Instituto de la Mujer o la Fiscalía de Menores, y privados tipo Organización No Gubernamental, como la Asociación de Mujeres Violadas, por ejemplo), quienes imparten conferencias al respecto.
  • 4º nivel: actualización. Anualmente, la UTPJ celebra unas jornadas de actualización a las que se convoca a los Especialistas que permanecen más de un año en las Secciones o en los Equipos. Son de breve duración (dos o tres días), y el objetivo es que intercambien experiencias y conocimientos sobre su actividad profesional, a la vez que se procura la actualización procedimental y legislativa que en cada momento sea necesaria. También los Especialistas hacen un esfuerzo personal por mantenerse actualizados, estando pendientes de modificaciones legislativas y procedimentales. Como tercera vía de actualización, anualmente cada Comandancia celebra unas Jornadas sobre estas materias para personal del Cuerpo, en las que los especialistas tienen un protagonismo especial como formadores. Por último, gracias al contacto diario con profesionales que trabajan en  estos temas, los Especialistas participan como asistentes y / o como ponentes en jornadas, seminarios, grupos de trabajo, etc., organizados por los distintos organismos de su demarcación territorial. 
  • ACTUACIÓN POLICIAL: NIVELES DE ACTUACIÓN

    La respuesta institucional de la Guardia Civil se basa en dos aspectos: necesidad de atender con inmediatez la demanda de auxilio de la víctima, y que esa actuación sea lo más adaptada posible al tipo de problema y a las circunstancias de la víctima. Ya en 1998 la Dirección General estableció un Plan específico de actuación para intervención de todos los componentes del Cuerpo en los casos de violencia doméstica. En el mismo se contemplaba la formación de todo el personal femenino de los Puestos territoriales y de los Comandantes de Puesto, para lo que se organizaron jornadas en las distintas Comandancias en las que se formó al personal mencionado. Se puede decir, por tanto, que todas las Unidades de la Guardia Civil tienen, además de la formación general sobre el fenómeno de la violencia contra la mujer contenida los módulos correspondientes de los Centros de Formación del Cuerpo,  instrucciones concretas de cómo deben intervenir ante este tipo de delitos.

    Según estos principios, en la Guardia Civil se establecen niveles de actuación: el de la Unidad territorial (Puesto), y el de los Puntos de Atención Especializada (PAE) a nivel comarcal, provincial y Central.

    • Las Unidades territoriales (los Puestos) son las que, en primer lugar, conocen y deben intervenir en estos asuntos, dado que son, además, las que tienen la inmediación. Como Unidades encargadas de la atención al ciudadano y de la seguridad ciudadana, recogen las denuncias, asumen la intervención en los casos leves y solicitan el apoyo en los graves. Los Puestos, junto con la Central Operativa de Servicios de la Comandancia (en donde se centralizan las llamadas telefónicas de los ciudadanos al teléfono de emergencia de 24 horas “062” y las comunicaciones con las patrullas), constituyen la red de alerta y respuesta ante incidentes urgentes de las víctimas, y son los que mejor pueden ejercer las funciones de protección y de seguridad. Este conocimiento del hecho puede producirse de tres modos distintos:
    • Comentarios o rumores indirectos sobre la existencia del hecho. En la medida de lo posible debe verificarse su verosimilitud, aunque sea de manera indirecta. El principal problema se plantea en la forma de contactar con la víctima (que todavía no se ha decido a denunciar). En estos casos se recomienda solicitar asesoramiento a los Especialistas Mujer Menor de la Unidad Orgánica de Policía Judicial.
    • Denuncia presentándose la víctima en  las dependencias del Puesto.  Para este caso se ha elaborado una guía de actuación, que recuerda los principios a tener en cuenta. Además, hay que tener en cuenta que la repetición de denuncias por una misma víctima no debe producir un cambio de actitud por parte del personal de la Unidad. Cada denuncia debe ser atendida como un caso independiente, respetando el procedimiento de actuación. Si es posible, cuando la víctima sea una mujer o un menor, se procurará que sea atendida por una mujer en la medida de lo posible, prestando una atención individualizada, en sala aparte y fuera de la presencia de otras personas.
    • Denuncia verbal ante una patrulla o personal de servicio. También se han dictado pautas en una guía de actuaciones para estos casos. Cuando un componente del Cuerpo fuera de servicio se ve requerido para intervenir en este tipo de casos, deberá seguir en la medida de sus posibilidades el procedimiento establecido para las patrullas, acompañando a la víctima hasta que se haga cargo personal de servicio.
    • Los Puntos de Atención Especializada (PAE’s). Son aquellos órganos del UOPJ que cuentan con Especialistas Emumes. Son de tres tipos: comarcales, constituidos en los Equipos territoriales de PJ; provinciales, constituidos, según el caso, por el equipo mujer-menor del Área de Personas de la Sección, o bien, por los especialistas Mujer-Menor del equipo del Área de Personas; y central, constituido por el Emume-Central. Los criterios de distribución de cometidos entre los diferentes PAE’s, de menor nivel a mayor, se basan en la gravedad o complejidad de la actuación, de tal manera que, en los casos de especial importancia, sensibilidad, trascendencia social o repercusión en los medios de comunicación, se hará cargo de las actuaciones con menores el Punto de Atención Especializada comarcal (en su defecto lo hará el Equipo Mujer-Menor de la Sección. En los casos más graves (casos de agresiones a víctimas especialmente indefensas -niños muy pequeños, pornografía infantil, explotación sexual de menores, pederastia, etc-) se hará cargo el Emume de la Sección. Cuando deba valorarse el testimonio de menores (autores o víctimas) con especial complejidad (corta edad, deficiencia mental, etc) intervendrá el Emume Central.
    • Equipos Territoriales de Policía Judicial (ETPJ). Las intervenciones de los Puestos en esta materia, deben ser notificadas en el momento de producirse a los Especialistas Mujer Menor (EMUMEs) de su demarcación, al objeto de que valoren la conveniencia de su intervención. Como elemento de apoyo más próximo a los Puestos se encuentran los Equipos Territoriales de Policía Judicial (comarcales), los cuales pueden realizar una valoración “in situ” de cada caso.  De sus intervenciones darán cuenta a los Emumes  de la Sección.
    • Secciones de Investigación. El personal más especializado de la Guardia Civil en esta materia (violencia doméstica, delitos contra la libertad sexual, etc.) se encuentra localizado en las Secciones de las UOPJs. Se hace cargo de las actuaciones especialmente graves, recopila la información a su nivel, realizando los informes pertinentes y mantiene la relación con la Fiscalía y Juzgados de Menores, así como de otras Instituciones, públicas y privadas que tengan que ver con la materia.
    • Tanto los Especialistas Mujer Menor comarcales como los provinciales tienen como función la investigación criminal de las infracciones penales más graves contra las víctimas, prestando una atención especializada a las mismas durante la intervención policial, comunicándose con las Autoridades Judiciales y mediando con otras instituciones que colaboran en la asistencia a las mujeres víctimas. Igualmente, a los EMUMEs de Policía Judicial les corresponde el asesoramiento al personal de las Unidades territoriales actuantes.

NORMATIVA HABITUAL

Desde hace unos años, la sensibilidad de la sociedad española hacia los delitos de los que son víctimas las mujeres y los menores, y sobre la problemática de los menores infractores,  ha conducido al dictado de sucesivas disposiciones normativas del máximo rango legislativo. Todo Especialista Mujer Menor debe conocer principalmente las siguientes:

  • Ley 35/95 de 11 de diciembre, de “Ayudas y asistencia a las víctimas de delitos violentos y contra la libertad sexual”, en base a la que se informa a la víctima de la posibilidad de acogerse a la asistencia, ayuda y beneficios, así como de los trámites para su obtención.
  • Ley Orgánica 5/00 de 13 de enero, sobre Responsabilidad Penal de los Menores.
  • Ley 38/02 sobre el procedimiento para el enjuiciamiento rápido de determinados delitos y faltas, a través del cual se enjuiciarán la mayor parte de las infracciones penales de violencia doméstica.
  • Ley 27/03 de 31 de julio, reguladora de la orden de protección de las víctimas de la violencia doméstica.
  • Ley 11/03 de 29 de septiembre, de medidas concretas en materia de violencia doméstica (entre otras).
  • Ley Orgánica 13/03 de 24 de octubre, de reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal en materia de prisión provisional.
  • Ley Orgánica 15/03 de 25 de noviembre (reformando el Código Penal).
  • Real Decreto 355/04 de 5 de marzo, regulador del Registro Central de Órdenes de Protección de las Víctimas de la Violencia Doméstica.
  • Ley Orgánica 1/04 de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.
  • Ley Orgánica 8/2006, de 4 de diciembre, por la que se modifica la ley Orgánica 5/2000 de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores.

A su vez, para llevar a la práctica los mandatos legales y favorecer la coordinación de actuaciones, también se han venido dictando en el ámbito policial instrucciones y normas de menor rango, como las siguientes:

  • Decreto 769/87, de 19 de junio, sobre Regulación de la Policía Judicial.
  • Instrucción de la Secretaría de Estado de Seguridad 6/97 sobre “Atención e Información a las Víctimas de Determinados Delitos de las Gestiones e Investigaciones realizadas para su esclarecimiento”.
  • Instrucción de la Secretaría de Estado de Seguridad 2/98 sobre “Adopción de Medidas relativas a la Prevención, Investigación y Tratamiento de la Violencia contra la Mujer y Asistencia a la misma”.
  • Manual de Policía Judicial de la Guardia Civil (Circular 1/05, de 7 de febrero, páginas 168 a 181), que orienta sobre la intervención de todas las Unidades del Cuerpo cuando actúen como Policía Judicial genérica. Se complementa con los acuerdos del Comité Técnico de Unidades de Policía Judicial y de  las diferentes Comisiones de Coordinación de Policía Judicial, a nivel nacional  y provincial.
  • Instrucción de la Secretaría de Estado de Seguridad 14/2005, sobre actuación policiales con víctimas de violencia doméstica/género en situación administrativa irregular.
  • Resolución de 28 de junio de 2005 de la Secretaría de Estado de Seguridad, por la que se acuerda la publicación en el Boletín Oficial del Cuerpo del “Protocolo de actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y de Coordinación con los órganos judiciales para la protección de las víctimas de violencia doméstica y de género”, aprobado el 10 de junio del 2004 por la Comisión de Seguimiento de la Implantación de la Orden de Protección de las Víctimas de Violencia Doméstica, y el 27 de septiembre por la Comisión Nacional de Coordinación de la Policía Judicial.
  • Para adaptar los contenidos del Protocolo citado en el párrafo anterior al ámbito de actuación del Cuerpo, la Subdirección General de Operaciones dictó la Norma Técnica nº 1/2005 de 21 de julio.
  • Instrucción de la Secretaría de Estado de Seguridad 23/2005, de 7 de diciembre para el desarrollo y ejecución del “ Plan de Coordinación Nacional contra grupos violentos de carácter juvenil”
  • Protocolo de colaboración y coordinación entre las FCSE y Policía Local en materia de protección de víctimas de violencia domestica y de genero de fecha 13 de marzo 2006.
  • Instrucción nº 11/2006 de la Secretaría de Estado de Seguridad sobre el nuevo modelo de solicitud de la orden de protección de las víctimas de la violencia doméstica.

Existen además otras guías para la intervención policial en forma de Protocolos de Actuación y de Acuerdos para Coordinación, redactados a niveles autonómicos, provinciales y locales, pensados para mejorar la respuesta interinstitucional en la atención a las mujeres y / o menores víctimas de malos tratos y agresiones sexuales, atendiendo a las normativas propias de cada Comunidad Autónoma y a las diferentes redes de recursos sociales. Estas guías proporcionan  pautas y normas que complementan a las más generales, adaptándolas a las diferentes peculiaridades de cada espacio geográfico.

934 veces leído
Noticias relacionadas
VIOLENCIA DOMÉSTICA por Marychanga añadido el May 06,2007
Fiscales de violencia de género critican la "reticencia" a crear juzgados especializados en violencia doméstica por Marychanga añadido el May 06,2007
DIRECCIONES Y ENLACES DE INTERÉS por Marychanga añadido el May 06,2007
Cada 12 minutos se detiene a un hombre por violencia de género por Marychanga añadido el May 06,2007
Mayor consumo de pornografía infantil en la red por Marychanga añadido el Feb 08,2008


Una cuestión de género y edad
Pide AMLO aguantar resistencia aunque se generen molestias
¿Eres buena hija?
Bely y Beto
Master Slam Crew
No Quiero Actualizar Mi MSN Messenger 7.5 a Windows Live Messenger
Conciertos de Mes Marzo